Sirope de ágave, una alternativa al azúcar

en ALIMENTOS | Publicado 19-05-2016 | Andrea Fernández
sirope de agave
El ágave es una planta muy similar al aloe vera originaria de América subtropical, tropical y del Caribe. Pese a que existen muchas variedades de ágave, para la elaboración del sirope suele utilizarse habitualmente el ágave Maguey y el ágave azul. Es necesario que la planta tenga de 8 a 10 años para poder elaborar el sirope.

Para producir éste endulzante se usan principalmente sus hojas, ya que son muy carnosas y es de donde se extrae la savia de la planta.

La primera extracción que obtenemos se llama aguamiel y es habitualmente consumida por nativos y utilizada en forma de bebida para sobrellevar las altas temperaturas. La savia del ágave se fermenta obteniendo así el tequila, ampliamente consumida en México. Después se descomponen los hidratos de carbono gracias a un proceso enzimático, el cual lo convierte en azúcares simples. Seguidamente debe filtrarse y dejar reposar hasta conseguir el sirope de ágave, de textura muy similar a la de la miel y de sabor muy dulce.

¿Qué nos aporta?

Aunque es un endulzante de consumo ocasional, podemos destacar algunos de  los beneficios que se le atribuyen.

· Contiene bifidobacterias.

· Es inhibidor de bacterias patógenas, tales como la Salmonella o el E.Coli.

· Ayuda a reducir los niveles de colesterol y regula los triglicéridos.

· Mejora a metabolizar las toxinas del cuerpo.

· Contiene vitaminas del grupo A, B y C.

· Nos aporta proteínas, fósforo y hierro.



Se compone principalmente de un 75 % de fructosa y un 25 % de glucosa y posee más calorías que el azúcar, endulzando también 2 veces más que éste.

Se considera una alternativa más saludable que el azúcar puesto que tiene un índice glucémico menor; esto hace que no haya un aumento drástico en el nivel de glucosa en sangre.

Es cierto que hoy en día existen muchos tipos de endulzantes para elaborar nuestros platos preferidos, tales como siropes de arroz o cebada, estevia, etc. que son más beneficiosos para nuestra salud.

Es importante que empecemos a hacer la transición e ir dejando de consumir azúcar progresivamente; para ello, podemos empezar por sustituirlo por el sirope de ágave.

¿Cómo podemos introducir el ágave a nuestra dieta?

Puede utilizarse para dar dulzor a los mismos alimentos que hasta ahora hemos endulzado con azúcar. Como hemos comentado, la cantidad a utilizar siempre será la mitad que de azúcar.

Podemos utilizar el sirope para endulzar:

· Pasteles, cocas y tartas

· Madalenas y todo tipo de repostería casera

· Tortitas y crêpes

· Salsas de tomate

· Infusiones y tés

· Zumos de cítricos (para suavizar un poco el sabor)




Comparte en las redes sociales:


Preguntas frecuentes

¿Tienes alguna duda sobre nuestros servicios, productos o proceso de compra?

ATENCIÓN AL CLIENTE

Síguenos en las redes sociales