Receta Garbanzos salteados con judía verde y zanahoria

Receta Garbanzos Salteados

Presentamos una sencilla y saludable Receta Garbanzos salteados con judía verde y zanahoria.

¡Come garbanzos también en verano!

Son muchas las propiedades que se le atribuyen a esta legumbre, por lo que no hay que dejar de consumirla también en verano. 
Si bien el cocido de garbanzos es una de las recetas que se nos viene antes a la cabeza cuando pensamos en los garbanzos, existen múltiples maneras de prepararlos: En ensalada, en humus, elaborando falafels, preparados como croutons para nuestras cremas…
Por eso, hoy queremos añadir nuestro granito de arena y darte a conocer esta sencilla receta que nos aporta gran cantidad de proteína.

Propiedades de los Garbanzos

– Contienen grandes cantidades de hierro, por lo que puede contribuir a mejorar los estados de anemia.
– Pueden ayudar a mejorar nuestra circulación y a regular la presión arterial.
– Son una gran fuente de potasio, por lo que contribuyen a prevenir los calambres musculares.
– Contribuyen a combatir el cansancio y la fatiga.
– Son ricos en fibra, por lo que ayudan a regular nuestro tránsito intestinal.
– Contiene minerales tales como cobre, zinc, magnesio y fósforo.

Ahora ya conoces algunos de los múltiples beneficios de esta preciada legumbre que esperamos sean de utilidad y que disfrutes este verano con esta receta de garbanzos salteados con judías y zanahoria. ¡Buen provecho!

Preparación Receta Garbanzos Salteados

Receta: 4 personas
Tiempo de preparación: 10 min
Tiempo de cocción: 20 min
Tiempo total: 30 min

Ingredientes Receta Garbanzos Salteados

  • 2 botes de garbanzos cocidos de 720 gr
  • 200 gr de judía verde
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla grande
  • 2 ajos
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 1 pizca de pimentón
  • 1 pizca de sal

Preparación Receta Garbanzos Salteados

1. Lavar los garbanzos cocidos y dejarlos escurrir. Reservar.

2. Lavar y cortar la cebolla a daditos y los ajos a láminas. Disponer en una cazuela un chorrito de aceite y agregar estos dos ingredientes. Agregar una pizca de sal y dejar pochar durante unos minutos.
3. Lavar la judía verde y la zanahoria. Cortar la judía a trozos medianos y la zanahoria a rodajas no muy gruesas. Añadirlas en la cazuela junto con la cebolla y los ajos.
4. Dejar que se rehogue todo hasta que quede bien tierno.
5. Agregar los garbanzos cocidos, el pimentón y mezclar todo bien. Corregir de sal si fuera necesario.
6. Dejar que se rehogue todo bien.
¡Listo para comer! Puedes tomarlo caliente en invierno o fresquito en verano, ¡tu decides!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *