Por un consumo responsable... ¡también en fiestas!

en SALUD | Publicado 12-12-2014 | Beatriz Triviño
consumo responsable fiestas
En estas fechas de casi Navidad tan señaladas, resulta interesante replantearnos la responsabilidad que tenemos como consumidores, y ser conscientes de las elecciones que haremos estos días, optando por un consumo responsable. Comprar no es un hecho trivial y sin importancia, de hecho, cada compra representa la elección de una opción por un modelo económico, de relaciones, social..., que reafirmamos o no con nuestras acciones cotidianas. En esta época quizá sea más difícil mantenerse al margen del ambiente de consumo generalizado, y por eso mismo resulta más necesario posicionarse.

“Cada compra representa una elección”

Desde pequeños nos educan en el consumo, en el que representan las cosas materiales, en la simbología y el estatus que aporta el tener según qué productos. Nuestras relaciones humanas también están influenciadas por las cosas, que son las que crean las clases sociales y las diferencias entre las personas.

Necesitamos saber más de lo que estamos consumiendo y el por qué lo estamos haciendo. Hay que entendemos las consecuencias que tiene comprar un producto u otro, y qué tipo de economía queremos hacer crecer. Queremos promover una economía capitalista que sólo busca el lucro y el beneficio para unos pocos? O preferimos que la riqueza esté más repartida, que más personas podamos vivir dignamente, y que además el producto sea de mejor calidad?

“¿Qué alternativas tenemos para cambiar los hábitos de consumo?”

Todo son elecciones que nos posicionan en este mundo cambiante, a nuestro alcance queda escoger qué es lo que queremos. Y para poder elegir correctamente y transformar nuestros hábitos de consumo, debemos ser conscientes de cuáles son estos hábitos. Sabemos la procedencia de lo que comeremos estas fiestas? Tenemos la certeza de que los regalos que hacemos han sido producidos de forma sostenible? Somos conscientes de que determinadas ropas y colonias pueden ser directamente perjudiciales para nuestra propia salud? Es necesario este derroche de recursos?

Este análisis crítico debería situar en la necesidad de buscar alternativas de consumo más justas, responsables con nuestros semejantes y con el planeta, comprometidas con el cambio de los demás y de la sociedad.

La realidad es que podemos transformar el mundo mediante nuestra conducta. Te atreves?


Comparte en las redes sociales:


Preguntas frecuentes

¿Tienes alguna duda sobre nuestros servicios, productos o proceso de compra?

ATENCIÓN AL CLIENTE

Síguenos en las redes sociales