¡Depura tu cuerpo con el pepino!

en ALIMENTOS | Publicado 20-10-2016 | Andrea Fernández
propiedades del pepino
El pepino es una hortaliza cultivada en verano que nos aporta múltiples propiedades y nos ayuda a depurar nuestro cuerpo, preparándolo así para las estaciones de otoño e invierno.

Este magnífico vegetal nos ayuda a desintoxicar nuestro cuerpo gracias a su gran aporte de fibra y su alto contenido en agua.

Aunque son múltiples los beneficios que nos ofrece, vamos a destacar algunos de los más importantes:

Contiene sílice, el cuál fortalece nuestros músculos, tendones, ligamentos y cartílagos y además nos ayuda a mantener la elasticidad de la piel.
Es ideal para dietas de adelgazamiento, puesto que sólo nos tiene 14 calorías por cada 100 gr.
Es fuente de vitaminas tales como la A, B, C y E.
Es rico en minerales como potasio, calcio, magnesio, fósforo y hierro, los cuales se hallan sobretodo en la piel del pepino.
Tiene propiedades digestivas y ayuda a combatir la pesadez estomacal.
Nos ayuda a eliminar toxinas.
Refuerza nuestro sistema inmunológico.
Es un gran alcalinizante y regulador del PH.
Gracias a su gran contenido en agua (aprox. el 97 % ), nos favorece a la hora de eliminar líquidos.
Actúa como relajante muscular gracias a su alto contenido en magnesio y Vitaminas del grupo B.
A parte de las propiedades que nos aporta internamente el pepino, también podemos aplicarlo de forma externa para beneficiarnos de éstas.



Todos hemos visto en anuncios en televisión, centros de estética, revistas, etc. la típica fotografía de una mujer con rodajas de pepino en el cutis, ya sea en la zona ocular o bien extendido por toda la cara; pues bien, este método funciona.

Cabe destacar que Cleopatra ya lo usaba en el Antiguo Egipto a modo de mascarilla puesto que el pepino era considerado como uno de los alimentos más importantes en aquel entonces.

Existen varias maneras de aplicar el pepino en la zona facial. En el caso de la Reina de Egipto, las esclavas le realizaban una mascarilla machacando el pepino junto con unas gotitas de limón y luego se la aplicaban en la cara, retirándosela después y aclarando con agua. Esto le dejaba un cutis fino, terso y con luz.

Otro método, es cortar el pepino en finas rodajas y aplicarlo por todo el rostro o bien solamente en la zona de los ojos, a fin de obtener tersura e hidratación; de este modo le daremos un poco de elasticidad a nuestra piel y atenuaremos esas arrugas que suelen aparecer con el paso de los años.

Así que, no dudes en aprovecharte de las propiedades de este magnífico alimento y atrévete a probar las sencillas mascarillas que te proponemos, ¡en pocos días sentirás tu piel mucho mas suave y radiante!


Comparte en las redes sociales:


Preguntas frecuentes

¿Tienes alguna duda sobre nuestros servicios, productos o proceso de compra?

ATENCIÓN AL CLIENTE

Síguenos en las redes sociales