Consejos para tu alimentación en Otoño

Consejos para tu alimentación en Otoño
El principio del otoño se considera en la MTC (medicina Tradicional China) como el verano tardío: se caracteriza por el calor residual del verano durante el día y las noches son más frescas. Los días se van haciendo más cortos y la energía se va concentrando.
Es un momento ideal para trabajar y tonificar el sistema digestivo reduciendo alimentos fríos y aportando progresivamente el calor al cuerpo con alimentos de naturaleza neutra que nos armonicen.

Alimentos para Otoño

Introduciremos hervidos a la dieta, así como caldos y sopas, que mantengan el cuerpo hidratado.
Los alimentos predominantes deben ser de color amarillo, naranja o crema como el mijo, la calabaza, la zanahoria, el boniato o la cebolla.
Conviene aumentar también el consumo de cereales, legumbres y verduras cocidas.

El aporte de alimentos con efecto reconstituyente como el polen o los nibs de cacao es una buena manera de mejorar nuestros niveles de energía que habitualmente decaen en esta época del año.



Aumentar las defensas

A medida que avanza el otoño y el calor desaparece es un buen momento para aumentar las defensas (energía defensiva), desintoxicar el intestino grueso y purificar los pulmones. Toda una puesta apunto para mantener nuestras principales barreras de defensa (intestino y vías respiratorias) en perfecto estado.
Se recomienda seguir con una alimentación tibia y caliente, eligiendo alimentos que nos aporten hidratación como caldos vegetales con sal y algas, y reducir los alimentos muy secos.
Es el momento ideal de introducir las setas que crecen espontáneamente en esta época del año, ya que nos aportan un efecto protector aumentando nuestras defensas.

Evitemos los lácteos en Otoño

Es importante evitar los lácteos que producen mucosidad en las vías respiratorias. El sistema respiratorio debe estar correctamente hidratado. Para ello la pera es un gran aliado.

Si seguimos una alimentación saludable basada en alimentos de temporada estaremos ayudando al cuerpo a dar la energía y nutrientes necesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *