Bolitas energéticas, sencillas y nutritivas

Bolitas energéticas

¿Quieres darte un capricho vegano pero te cuesta encontrar opciones? No te pierdas nuestras Bolitas energéticas.

Hoy te presentamos una opción muy sana y divertida de preparar unas deliciosas bolitas que se elaboran con todos los ingredientes en crudo. Bastará con que dispongas de una procesadora de alimentos o bien una batidora de mano, ¡nada más!

¡En tan solo 3 pasos están listas! Están deliciosas y puedes consumirlas tanto como postre, como picar alguna de ellas entre horas, puesto que nos aportan energía de buena calidad. Son muy consistentes, así que con 1 o 2tendrás suficiente.

Esta masa «base», puede servirte para hacer estas bolitas o bien puedes usarla para elaborar tartas raw, adaptándola al molde del que dispongas y rellenando la tarta con mermelada, compota o fruta fresca. Adorna al gusto y sirve. Al ser una masa que no hace falta hornear, puedes realizarla al momento y no debes esperar a que se cueza, se enfríe…. ¡y además es muy digestiva!

Anímate a probar esta sencilla receta de Bolitas energéticas., a los más pequeños les encantará y seguro que les ilusiona la idea de elaborar sus propios postres. Es muy divertido y pueden adaptar la masa ala forma que más les guste. También puedes estirar la masa sobre un papel de horno y cortarla con algún molde en forma de estrella, de trébol, etc. Puedes crear mil y una figuras.



¡Disfruta de este capricho sano y vegano!

Ingredientes Bolitas energéticas

Receta para 20 bolitas.

  • 200 gr de nueces, (o almendras/ avellanas)
  • Semillas de sésamo tostado
  • 20 arándanos frescos (o secos, en su defecto)
  • 1 cdta. de canela en polvo
  • 20 dátiles (o bien 10 dátiles y 5 cucharadas soperas de pasas sultanas)

Preparación Bolitas energéticas

Tiempo de preparación: 15 min

– Vierte las nueces, los dátiles y la canela en polvo en la procesadora de alimentos o bien en un recipiente y tritúralo hasta obtener una masa homogénea.
– Coge pequeñas porciones de masa y elabora bolitas del tamaño que prefieras. Con un dedo, haz un agujero en la parte central e introduce un arándano. Cierra las bolitas y moldéalas hasta obtener una forma esférica.
– Por último, reboza con semillas de sésamo tostado para obtener una textura crujiente.

¡A disfrutar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *